Energía

Este ha sido un año de muchos cambios que ha requerido mucho más que cualquier otro año de toda nuestra energía y puede ser que nos estemos sintiendo totalmente agotados y tal vez en algunos momentos sintamos que hagamos lo que hagamos, la sensación es la misma: cansancio.

Por eso en esta entrega quiero compartirte algunos tips que puedes realizar, lo que yo he aprendido es que pequeños cambios en tu vida diaria te van a ayudar a impulsar tus niveles de energía.

A veces puede ser tentador sobrecargarte de actividades  y más aún tratar de ejecutarlas todas en el menor tiempo posible, pero eso puede ser contraproducente y, de hecho, reducir tus niveles de energía. El secreto está no sólo en dividir las tareas sino en espaciarlas a lo largo del día y, si se puede, de la semana. «En cambio de quemar ‘la vida útil de tu batería’ en dos horas, distribúyela en tareas que puedas hacer en la mañana, en la tarde y en la noche, sin olvidar tomar descansos y comer entre ellas».  «El estrés consume mucha energía».

Ese es uno de los consejos de la publicación especializada en salud de la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, Harvard Health Publishing. Por eso recomienda introducir en tu rutina diaria actividades que te relajen: desde oír música y leer hasta pasar tiempo con tus amigos. «Todo lo que te relaje mejorará tu energía», indica la organización británica.

Otra forma de sobrecargar tu energía es hacer ejercicios o tomarse una siesta, esto  puede tener efectos mágicos en tus niveles de energía. No hay nada más reconfortante para el cuerpo y la mente que una siesta corta, de unos 20 o 30 minutos, cuando estás agotado. Esta especialmente yo a veces la practico sobre todo cuando me siento que mis niveles de energía están con la carga mínima y los resultados son increíbles. Me levanto como nueva. Conozco además personas que lo tienen como parte de su rutina para estar bien y son absolutamente respetuosos con este hábito por los resultados que han visto que les ha representado a través de los años y tal vez te sorprenderá que algunos son personas muy jóvenes todavía.

El caminar o mover el cuerpo también te ayuda a subir tus niveles de energía. El ejercicio regular te hará sentir menos cansado a largo plazo y eso te hará tener más energía.  En mi caso todas las mañanas me levanto camino mínimo medía hora y claro al comienzo sentía que me cansaba más pero cuando adquirí el hábito y deje de darme escusas para no hacerlo he encontrado que todo el día tengo mucha energía y que por el contrario el día que no camino me siento cansada. Entonces cuando por alguna razón no lo puedo hacer lo remplazo con hacer movimiento en la casa, barro, salgo al jardín tu puedes dar varias vueltas por tu casa, subir y bajar las escaleras, bailar, montar bicicleta, lo importante es mover el cuerpo un rato.

Te recomiendo  empezar con pequeñas sesiones de ejercicios e ir aumentando su duración colocándote un objetivo y  con el paso de las semanas y los meses te vas a dar cuenta como tu cuerpo y tu mente te lo van agradecer porque vas a tener más energía para realizar todo lo que quieres hacer en el día, detrás mejor concentración y mejorará  tu rendimiento mental.

Lo importante es empezar a crear nuevos hábitos. Y recuerda “sino tienes energía no tienes nada. Lo que nos permite fluir por la vida logrando lo que queremos lograr es la energía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.