Semilla
BY katia arango

BY katia arango

¿Conoces la semilla del éxito?

Todos los resultados y comportamientos son logros, sin importar que sean parte de los resultados que deseabas o no.

Hola, hoy quiero empezar con una pequeña reflexión; tal vez, te has dado cuenta de que en algunos momentos cuando no obtienes los resultados deseados en tus proyectos, inmediatamente te desanimas, te encegueces y cambias tu visión. Sin embargo, si cambiaras esa lectura que haces a tus resultados entenderías que la vida te esta enviando un aprendizaje, un logro que llega para acompañarte en el camino hasta llegar a los resultados que tanto deseas.

Puede ser que en algunos momentos cuando lees tus resultados como “fracasos” alimentes tus creencias negativas por lo que tus pensamientos y comportamientos son acordes a tu estado y tus resultados son negativos. Lo anterior, podrías evitarlo con tan sólo cambiar un poco tu interpretación y lectura de los resultados que no esperas. Por eso, hoy te mostraré un poco el paradigma que existe sobre “los fracasos”.

El fracaso a través del lente de la PNL

<<La PNL Programación Neurolingüística, nos dice que el fracaso no es más que una demostración de “CÓMO” NO hacer las cosas, por lo tanto el fracaso es un aprendizaje que nos deja “libres” para intentarlo de otra manera, con un nuevo plan, una nueva estrategia, un nuevo pensamiento, una nueva acción.>> (Giraldo, J, 2013)

Los fracasos son logros que obtienes después de haber pasado por un proceso de retroalimentación, aprendizaje y de consolidación; los fracasos hacen parte de una larga cadena que buscan llegar hasta tu objetivo deseado.

Quizá, el fracaso puede ser una de las semillas que contienen el éxito futuro. Una vez siembras esta semilla, te enfocas en mejorar tus resultados, cada vez que va germinando tienes más fuerza para ser perseverante hasta que finalmente logras culminar con tu meta.

La Programación Neurolingüística, entonces te mostrará valiosísimas herramientas que te ayudarán sustancialmente a cambiar la lectura que haces de tus fracasos. Con diferentes técnicas, podrás encontrar fuentes de autoconocimiento que te impulsa hacia adelante y te ayudan a cambiar aquellas creencias que te limitan, patrones mentales que no son demasiados útiles para conseguir los resultados que tanto deseas. 

¿Cómo puedo validar esta información?

“Locura es pretender resultados diferentes y seguir haciendo lo mismo” – Albert Einstein

Fíjate que cada una de estas personas obtuvieron pequeñas demostraciones a través de sus resultados de cómo no debían continuar haciendo las cosas, le dieron vuelta a la cara de la moneda y en su proceso de retroalimentación y aprendizaje lograron consolidar sus maravillosos proyectos.

Siembra experiencias de aprendizaje, pensamientos positivos y actitudes optimistas, notarás que lograrás hacer maravillosos cambios en tus acciones y volverás recargado al camino que habías trazado para conseguir tus metas.

¿Cómo relacionarse adecuadamente con los fracasos?

  1. Elimina de tu vocabulario la palabra “fracaso”.
  2. Siéntate en un lugar cómodo, relájate y date un tiempo y espacio de quietud.
  3. Ahora, elige un proyecto que hayas aplazado por no obtener los resultados que querías.
  4. Hazte la siguiente pregunta ¿Qué funcionó? ¿Qué no funcionó? ¿Con qué me quedo?
  5. Toma acción. Inténtalo nuevamente. Corrige progresivamente los resultados negativos que detectaste.
  6. Conoce los nuevos resultados.

Si no son los resultados que deseaba recuerda que has obtenido un logro que te da mucha más fuerza para volver a intentarlo.

Me genera curiosidad saber que tal vez … ¿estás pensado en este momento que tus fracasos son oportunidades de aprendizaje?

Comparte el artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email